La Chouffe 75Cl Ver más grande

La Chouffe 75Cl

144

Origen: Bélgica
Familia: Ale
Estilo: Strong belgian ale
Sub estilo: Belgium strong golden ale
Color: Rubia
Graduación: 8º

Más detalles

Disponible

5,05 €

8,73 € por Litro

Ficha técnica

CategoríaAle
ColorRubia
OrigenBélgica
TipoAle
TonoRubia dorada
GraduaciónAlta(7-9º)

Más

La Chouffe es una cerveza belga de estilo Strong Ale, sin filtrar, de alta fermentación y con segunda fermentación en botella. Con espuma blanca muy consistente y mucha cremosidad. Con aromas complejos, por un lado tonos dulces como la miel, afrutados como manzanas y peras y también especiado como cilantro. De sabor afrutado con notas de melocotón y especias.

Chouffe signfica Gnomo, y esta cerveza dorada se ha ganado a los amantes de la cerveza de todo el mundo a lo largo de los años. La historia comienza a fines de la década de 1970, en medio del Valle de las Hadas, cuando dos cuñados, Pierre Gobron y Chris Bauweraerts, decidieron crear su propia cerveza en el garaje de la suegra de Chris.
Esta cerveza rubia fuerte es muy potente, y posee un sabor afrutado, especiado y ligeramente lupulizado. Se elabora con agua, levadura, malta de cebada pálida, lúpulo de las variedades Saaz-Saaz y Styrian Golding, y cilantro. Su segunda fermentación en botella se realiza agregando levadura y azúcar justo antes del embotellado.

Brasserie D’Achouffe es una célebre cervecería belga situada en el corazón de la región las Ardenas belgas. D'Achouffe nació cuando a finales de los años 70, Pierre Gobron y su cuñado Chris Bauweraerts decidieron fabricar cerveza como hobby. En 1982 fundaron la cervecería Brasserie D'Achouffe con un presupuesto menor de 5000 euros y lanzaron la cerveza La Chouffe Blonde el 27 de agosto de ese mismo año. La Chouffe fue un gran éxito y con el paso del tiempo Brasserie D’Achouffe fue lanzando otras exitosas cervezas como Cherry Chouffe y McChouffe, entre otras. A finales del verano del 2006, el grupo cervecero Duvel-Moortgat compró la cervecería y hoy en día las cervezas Achouffe se distribuyen en más de 40 países en todo el mundo.

Según los fundadores de la cervecería, el mérito de la receta de La Chouffe pertenece al único superviviente de una colonia de gnomos. Cuenta la leyenda que regaló la receta de su cerveza a los humanos de D’Achouffe. Como agradecimiento, la imagen de los gnomos del gorro rojo se muestran en todas las cervezas artesanas Chouffe. Hoy en día la cerveza se elabora con agua del mismo arroyo de Cedrogne donde manaba la cerveza de la leyenda.
Con el poco dinero que tenían en ese momento, comenzaron lo que los fanáticos de la cervecería ahora llaman "Chouffe Story". Inicialmente considerado un pasatiempo, la Cervecería Achouffe se desarrolló plenamente cuando los cuñados decidieron comprar la granja en la que habían estado elaborando cerveza durante 4 años.
En la década de los 90 la producción aumentó considerablemente, debido a la inversión en una nueva cervecería. En aquel momento, y a pesar de su gran éxito, la cervecería Achouffe solo producía botellas grandes de 75 cl y barriles de 20 litros de La Chouffe y Mc Chouffe, ya que las botellas de 33cl tardaron en aparecer hasta mayo de 2009.

A medida que la cervecería creció, también lo hizo su familia de gnomos, Marcel (La Chouffe) y Malcolm (Mc Chouffe) se encontraron con nuevos compañeros, incluidos Matthew (Houblon Chouffe) y ahora Micheline (Cherry Chouffe). Cada gnomo representa una de las cervezas en el rango, y cada una tiene su propia historia y características.
Vista: color dorado ligeramente turbio con una rica corona de espuma blanca.
Olfato: aroma afrutado, aromatizada con cilantro y con un ligero sabor lupulado.
Gusto: notas cítricas en el paladar aunque ligeramente lupuladas, seguido de golpe refrescante y agradablemente picante, que le da una ligereza encantadora.
Sensación: cuerpo pleno, carbonatación viva, textura aterciopelada. Ideal para a compañar con un plato de ave de corral o quesos de pasta blanda.

Maridaje: como aperitivo, bien fresca, con algún embutido. Y menos fresca como postre: los restos de levadura de la segunda fermentación ayudarán a digerir la comida. Podrás acompañar con ella carnes de pollo, cordero y cerdo; verduras como bróccoli o espárragos y pescados como atún o mejillones.