Kirin Ichiban 33Cl Ver más grande

Kirin Ichiban 33Cl

12713

Origen: Japón
Familia: Lager/pilsner/bock
Estilo: American lager
Sub estilo: Light/standard/premium
Color: Rubia
Graduación: 5º

Más detalles

Disponible

1,80 €

6,61 € por Litro

Ficha técnica

CategoríaLager/Pils
ColorRubia
OrigenJapón
TipoLager
TonoRubia
GraduaciónMedia(5-7º)

Más

La cerveza Kirin Ichibian es una cerveza premium elaborada bajo un proceso único llamado “Ichiban Shibori” (Primer prensado). Este proceso consiste en que solo la primera prensada de los más finos ingredientes (arroz, malta de cebada, lúpulo, maíz y agua mineral natural) es utilizada en el proceso de su elaboración, a diferencia de otras cervezas en las que los insumos son prensados y re-prensados.
El resultado es una cerveza de sabor agradable, suave y menos amarga. Excelente acompañante para cualquier tipo de comida.
La historia de esta cerveza empieza cuando se funda The Japan Brewery Company en el 1885. En el 1888 se lanza al mercado Kirin, elaborada por maestros cerveceros alemanes, que usan auténticos ingredientes procedentes de Alemania en su elaboración. En el 1907, esta cervecería cambia su nombre por Kirin Brewing y en el 1972, las cervezas Kirin llegan a ocupar el 60% del mercado cervecero japonés. Kirin Ichiban nace en el 1990 y muy pronto adquiere gran popularidad, gracias a su exclusivo proceso de elaboración y su sabor único.
KIRIN, el símbolo de la cerveza, es una criatura mitológica que augura buena suerte, de la antigua mitología china, venerada como presagio de la buena suerte. Según la leyenda, cuando Confucio, fundador del confucianismo, nació en el siglo VI a.C., un kirin apareció ante los ojos de su madre. Siguiendo la práctica de los cerveceros europeos que incluyen animales en las etiquetas de sus productos, Kirin decidió poner esta criatura mitológica que lleva el nombre de la empresa en su etiqueta, para hacer el producto más familiar para los consumidores japoneses.
Color amarillo con reflejos dorados y espuma blanca cremosa y de persistencia media. Aroma fresco, con notas a malta. Sabor suave, ligero y muy agradable, con notas a levadura y lúpulo. Final ligeramente amargo. Se recomienda servirla en un caso de tulipa cerrada a una temperatura de 6-8º C.
Maridaje: aperitivos, arroces, pastas, ensaladas, shushi y carnes blancas.