Rochefort 10 Azul 33Cl Ver más grande

Rochefort 10 Azul 33Cl

123

Origen: Bélgica
Familia: Ale
Estilo: Strong belgian ale
Sub estilo: Belgium strong dark ale
Color: Tostada
Graduación: 11,3º

Más detalles

Disponible

3,25 €

11,92 € por Litro

Ficha técnica

CategoríaTrapense
ColorTostada
OrigenBélgica
TipoTrapense
TonoMarrón oscuro
GraduaciónMuy alta(9-12º)

Más

Trappistes Rochefort 10 es una auténtica cerveza belga trapense de estilo Quadrupel y sabor extraordinario con matices a frutos secos, ciruelas y lúpulo. Es considerada una de las mejores cervezas en su estilo. Se distingue por su tapón azul
La elabora la cervecera belga Brasserie Rochefort, situada en la abadía Notre-Dame de San Rémy, fundada en 1229, cerca de la ciudad de Rochefort, entre Nantes y Burdeos. Los primeros registros que indican que en la abadía Notre-Dame de San Rémy se elaboraba cerveza datan del 1595. A lo largo de su historia ha sufrido la ocupación de ejércitos y ha sido destruida en varias ocasiones, incluyendo durante la época de la Revolución Francesa. Rochefort 10 es su cerveza de mayor graduación y la más compleja. Se elabora desde 1952 y en su día fue una cerveza muy innovadora. La gama Rochefort incluye otras grandes cervezas como Rochefort 8 y Rochefort 6.

Cerveza negra, auténtica trapense, que se macera y se envasa en el recinto de la Abadía Saint-Remy en Rochefort, de indiscutible carácter artesanal. Elaborada sólo con productos naturales: agua de manantial, malta de cebada, lúpulo, azúcar. La levadura garantiza la fermentación. Con segunda fermentación en botella. Libera todo su sabor cuando se sirve una temperatura entre 12 y 14 grados. Es la más robusta de las tres Rochefort, muy oscura, con espuma densa y cremosa. De aromas intensos, duces y a café. De sabor fuerte también, algo amargo, con toques a frutas, nueces y especias.
Para elaborar Rochefort 10 se utilizan solo ingredientes de gran calidad que incluyen agua extraída de pozos cercanos a la abadía, malta de cebada, azúcar, dos variedades de lúpulo y levadura propiedad de la cervecería. El primer paso de la elaboración consiste en triturar la malta para obtener el almidón.

Este se mezcla junto al resto de ingredientes con agua a 50º C. De esta forma se obtiene el mosto, al que se le añade la levadura y se lleva a ebullición. A continuación se añade el lúpulo, que le aporta a la cerveza su particular sabor y aroma. La fermentación se realiza durante una semana y finalmente se deja madurar varios días.

Maridaje: recomendamos, por un lado, acompañar con carnes rojas, caza y guisos. Y también con postres elaborados a base de chocolate; si bien por otro lado, por su contundencia y riqueza, consideramos que es ideal para disfrutar por sí misma, sola y sin mezcla de otros aromas o sabores.
En la actualidad existen 12 cervezas trapistas (si bien cada abadía puede elaborar distintas variedades):seis en Bélgica (Achel, Chimay, Orval, Rochefort, Westmalle y Westvleteren), dos en Países Bajos (La Trappe y Zundert), una en Austria (Engelszell), una en Estados Unidos (Spencer) y una en Italia (Tre Fontane). A estas hay que sumar la Mont des Cats, en Francia, que si bien es considerada una trapista más, pero no tiene el certificado y logo ATP, pues se produce en el Monasterio de Scourmont (Chimay), ya que sus instalaciones fueron destruidas por un bombardeo en 1918 durante la Primera Guerra Mundial. este punto, tiene la denominación de origen «trapista» pero no el certificado «ATP» que otorga la Asociación Internacional Trapense. Es lo que se podría llamar una «cerveza de solidaridad».

Cremosa cabeza de espuma beige. En aromas se destacan pasas, canela, azúcar tostada, romero, mucho perfume floral, notas de chocolate. En boca el cuerpo es robusto y la gasificación es media a media-alta. Paladar de gran cantidad de matices, frutos secos, toffee, tostado, caramelo, especias, trufas, disimulan bien el alto tenor alcohólico que confiere a esta cerveza un impresionante carácter. Final largo de inclinación a notas dulces contrastado por matices de especias picantes y dejo alicorado. Color ámbar oscuro con espuma persistente. Se recomienda servirla en un vaso de tulipa a una temperatura de 12-14º C, acompañando a quesos, carnes, postres y chocolate negro. Graduación: 11,3 grados de alcohol. Sin duda una cerveza de altísima calidad.